Saltar al contenido

Trucos y remedios caseros para abrir un candado

Como abrir un candado

¿Cómo abrir un candado de forma rápida y sencilla? Esta es una de las preguntas que la mayoría de las personas se realizan cuando por diferentes razones la llave se ha extraviado.

Estos dispositivos suelen ser de gran ayuda, sin embargo, ante emergencias puede resultar todo un desafío abrirlos y acceder al contenido resguardado.

Debido al desespero, se han generado múltiples técnicas de cómo abrir candados sin tener que usar la llave.

Algunas son muy útiles y funcionan correctamente, sin embargo, otras no resultan ser tan efectiva.

Formas y tipos de candados que puedes abrir de forma sencilla

A continuación, descubre información de interés sobre este tipo de cerraduras y la manera de abrir cada tipo de candado utilizando algunos de los trucos te mostramos a continuación:

¿Qué es un candado y para qué sirve?

Para quienes no lo conocen, un candado es un dispositivo de seguridad que sirve como un tipo de cerradura portátil.

Se utiliza para resguardar el contenido con ayuda de cadenas, cierres, pasadores o grilletes, bloqueando el acceso a lo que se debe asegurar.

En la actualidad, existen modelos y diseños variados que se ajustan a las necesidades de los usuarios.

Cabe destacar que no es un invento moderno. Su uso se remonta a la antigüedad donde romanos, egipcios y otras culturas empleaban candados de plata o bronce rudimentarios para protección de su propiedad.

Por ello, desde siempre han servido para resguardar algún elemento y prevenir el robo o vandalismo.

Principales tipos de candado

Como ya se mencionó, en el mercado hay infinidad de modelos y diseños de candados que se ajustan a las distintas necesidades de los usuarios. Sin embargo, estos se dividen en dos grandes grupos de los cuales conviene mencionar:

Candados con llave

candado con llaveSon los más tradicionales y seguros que existen en la industria. Estos dispositivos, por lo general, vienen con un juego de llaves que sirven para abrir o cerrar una cerradura de pernos o pines. Dentro de este tipo de candado se pueden encontrar:

  • Candados laminados: Es uno de los modelos de máxima seguridad, ya que cuenta con capas remachadas entre sí. Suele ser seguro y es a prueba de manipulaciones.
  • Resistente a la intemperie: Son aquellos fabricados en acero inoxidable que resisten las inclemencias del clima sin deteriorarse.
  • Candados de alta seguridad: Hace referencia a aquellos blindados y elaborados en materiales de elevada resistencia ante las manipulaciones.

Candados sin llaves

candado sin llaveSe conocen también como candado de combinación. Son aquellos que en vez de utilizar una llave para desbloquear el acceso, cuenta con una serie de botones que obedecen a una clave colocada por el usuario. Son ideales para asegurar equipajes, equipos electrónicos, entre otros.

También, son una opción confiable para aquellos que abren con frecuencia el dispositivo o para quienes olvidan las llaves.

Son dispositivos con bajo nivel de seguridad ya que se pueden vulnerar de forma sencilla. Sin embargo, existen aquellos cuya forma de desbloqueo se combina con una llave maestra para mayor seguridad.

Cómo abrir un candado: Métodos y técnicas eficazes

No cabe duda de que los candados son una excelente forma de proteger las pertenencias valiosas. Por lo general, son muy complicados de abrir y sirven para desviar la atención de quien pretende vulnerar la seguridad del mismo.

Sin embargo, es posible que por accidente o error olvidemos las llaves y necesitemos abrir un candado.

En estos casos, conviene recurrir a los distintos métodos recomendados en la web, donde se puede vulnerar sin romperlo o destruyendo el candado. Dentro de los métodos más usados se encuentran:

Con un clip

Para quienes se preguntan cómo abrir un candado con un clip, es importante destacar que es uno de los métodos más seguro para vulnerar la seguridad del dispositivo. Los pasos para lograrlo son:

  • Toma un clip para papel y extiéndelo completamente, lo que se necesita es la función del alambre. Ahora, dobla la punta en un ángulo de 45º, de manera que quede como si fuera un gancho.
  • Ahora, introduce el gancho en la cerradura orientado hacia arriba, en la dirección de los dientes de la llave. La parte inferior del clip funcionará como la llave.
  • Seguidamente, debes mover el clip presionando ligeramente. La manipulación debe ser lenta y con paciencia.
  • Cuando el clip coincida con la cerradura, nota como se mueve y hace una ligera presión. En ese momento, empuja hacia arriba para hacer presión.
  • Ahora, la parte del clip restante debes moverla como una llave. De esta manera, habrás conseguido liberar el mecanismo.

Este es uno de los métodos más usados para abrir un candado pequeño o común. Aunque suene sencillo, puede requerir algunos intentos para lograrlo.

Con una ganzúa

Saber cómo abrir un candado con una ganzúa permite dejar el mecanismo del dispositivo de forma intacta. Una ganzúa es una herramienta de alambre con un extremo en forma de garfio que permite presionar los puntos clave de una cerradura.

Es un método sencillo cuyos pasos se describen de la siguiente manera:

  • Disponer de la ganzúa específica según el candado que se desea abrir. La idea es simular la llave para colocar los pernos en su posición y liberar el bloqueo.
  • Luego, se introduce un elemento tensor con el que se realiza un poco de presión en el cilindro. Este puede ser una herramienta en forma de L, delgada, fina y resistente. Debe ubicarse en el otro extremo de donde se encuentran los pernos.
  • Ahora, se introduce la ganzúa hasta el final y se empieza a manipular cada uno de los pernos para llevarlos a su posición de desbloqueo. Al finalizar y después de aumentar la presión, el candado se abrirá.

 Con una lata de refresco

Abrir candados con una lata es posible si se le proporciona la forma correcta para ingresar al mecanismo de bloqueo. La mayoría de las veces, se utiliza lata de refresco de la siguiente manera:

  • Con unas tijeras se toma un trozo de la hojalata y se recorta una sección en forma de T. Luego, se dobla a la mitad para proporcionar fuerza a lo que se usará como llave.
  • Ahora, se dobla de manera que obtenga forma curva para adaptarlo al aro del candado e introducir la pestaña en el mecanismo de traba.
  • Con un poco de presión se gira la pieza hecha de lata alrededor del gancho hasta liberar el bloqueo.

Esta es una de las formas más rápidas de abrir un candado, logrando empujar el perno fuera del arco para que lo libere. Lo mejor de todo, el dispositivo queda intacto.

Cómo abrir un candado de combinación

En el caso de los candados de combinación, son otros los métodos que se deben usar. Dentro de los más efectivos se encuentran:

  • Método de prueba y error: Consiste en probar todas las combinaciones de una a una para determinar cuál era la configurada. Para este método, se debe ejercer una ligera presión en el arco del candado de manera que al pasar por la configuración correcta este se abra.
  • Con un martillo: La idea de abrir un candado con un martillo es dar golpes firmes y contundentes, de manera que con cada golpe la vibración desplace las roscas de la contraseña. Es posible hacerlo de forma sutil, que se pueda reconfigurar y seguir usando como de costumbre.

Abrir un candado de combinación va a depender de la calidad del dispositivo e incluso la marca. Algunos viene a prueba de vulnerabilidad y otros son más sencillo. Sin embargo, con técnica y paciencia se puede realizar.

Otros métodos

Por último, conviene mencionar los métodos para abrir un candado que son destructivos, es decir, que dejan inservible el dispositivo. Por lo general, son usados cuando ya se ha probado de todo y no es posible eliminar el bloqueo. Dentro de los métodos más usados se encuentran:

  • Con una cizalla: Este es el método más común que existe y su efectividad depende de la calidad del candado y de la cizalla. Con esta herramienta se corta el arco para liberar el bloqueo.
  • Abrir un candado con una sierra: Es uno de los métodos que requiera más paciencia, ya que se debe romper el arco, lo que resulta agotador. Puede ser eficaz dependiendo de la calidad del candado y de la sierra.
  • Con un taladro: Consiste en destruir los pernos que mantienen el bloqueo para que faciliten la apertura del candado. Es un método que requiere precisión y protección para evitar accidentes.
  • Usando dos llaves inglesas: Para este método se introducen las llaves en cada parte del arco y se giran cerrándose para hacer presión. Esto permite que el mecanismo de traba se dañe y se libere el bloqueo.

Todas estas son técnicas que facilitan la apertura del dispositivo en casos de emergencia. Según el sistema elegido, conviene tener en cuenta las medidas de seguridad para evitar algún accidente. Por ejemplo, que el arco salga disparado y cause alguna lesión a quien realiza el procedimiento.

Recomendaciones para abrir un candado de forma segura

Todas las técnicas aplicadas pueden ser muy útiles. Sin embargo, en ocasiones puede que no resulte. Por ello, debes tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Acude al servicio técnico: Algunas marcas de candado cuentan con un servicio técnico que ofrece asesoría en caso de descuido. Si notas que con métodos simples no se puede realizar el desbloqueo, contáctalos antes de dañar el dispositivo.
  • Llama al cerrajero: Si ningunas de las opciones descritas hasta el momento funciona, la última opción consiste en llamar al cerrajero. Este brinda un servicio calificado que, obviamente, requiere de un desembolso económico.
  • Si por el contrario, te consideras una persona precavida y deseas evitar que vulneren la seguridad del dispositivo, opta por disponer de un candado de máxima seguridad. Puede tener alarma o estar reforzado con material de calidad.
  • Para poder abrir un candado de forma segura, incluso sin dañarlo, es necesario conocer cómo funcionan estos dispositivos. Estos cuentan con dientes que al fijarse en una posición exacta abren la cerradura.

En conclusión, saber cómo abrir un candado con las distintas técnicas puede ser de gran utilidad en niveles de emergencia. Estar preparado puede marcar la diferencia. Por tal razón, no está de más conocer los métodos más recomendados e incluso practicarlos.

Sin embargo, cabe destacar que tratar de vulnerar la seguridad de otros es un delito. Por ello, los métodos aconsejados se recomiendan solo utilizarlos con autorización del propietario. También, es importante mencionar que no en todos los trucos para abrir un candado será posible hacerlo sin dañarlo.