Saltar al contenido

Cómo abrir un candado con un tenedor

Como abrir un candado con un tenedoro

Ante una emergencia de perder las llaves del candado, es posible que no se disponga  de algunas herramientas para tratar de desbloquear el seguro. Sin embargo, los usuarios han probado de todo, incluyendo los cubiertos. En este post, descubre cómo abrir un candado con un tenedor en caso de que no cuentes con otros recursos eficaces.

Cómo abrir un candado con un tenedor de tres dientes

Para muchos, abrir un candado sin la llave puede resultar ser un desafío. Sin embargo, estos dispositivos cuentan con algunos puntos vulnerables que se pueden atacar en caso de emergencia. Una de las técnicas poco conocidas es con un tenedor, es posible adaptarlo para que se convierta en una herramienta útil.

El procedimiento para este método es el siguiente:

  • Dobla dos de los tres dientes del tenedor, preferiblemente los dos de los extremos, dejando erguido el diente central.
  • En el orificio por donde entra la llave del candado, por el lado más grueso, introduce lentamente, y con mucho cuidado, el diente del tenedor que está erguido.
  • Inicia con movimientos giratorios hacia un lado y otro, haciendo un poco de presión en el arco. Puede que se tome unos minutos, sin embargo, si eres constante logras quitar el bloqueo.

La paciencia es uno de los elementos necesarios para que la técnica sea efectiva. De lo contrario, solo terminarás con frustración y con un candado sin abrir.

Abrir un candado con un tenedor de cuatro dientes

Por lo general, este tipo de cubierto suele ser más delgado porque cuenta con cuatro dientes o puntas. En realidad, todo depende de su material de elaboración, pero mientras más delgado sea el tenedor, será más fácil fabricar la herramienta. Para saber cómo abrir un candado con un tenedor de cuatro puntas, ten en cuenta los siguientes pasos:

  • De manera similar al tenedor de tres puntas, dobla los extremos.
  • Con un alicate, une los dientes centrales que dejaste en posición inicial. Si queda muy grueso, con un martillo golpea hasta que tome un grosor adecuado para usarlo de llave o ganzúa.
  • Introduce estos dientes por el orificio donde se inserta la llave.
  • Realiza varios giros cortos de un lado a otro de una manera firme pero suave, hasta poder obtener los resultados esperados.

Es importante que a la hora de manipular el tenedor dentro del candado no le apliques más fuerza de la necesaria. Esta acción puede llevar a partir el tenedor dentro del candado dejándolo inservible. De lo contrario, podrás seguir usando el cerrojo de forma normal.

Recomendaciones para abrir un candado sin la llave

Para abrir un candado sin la llave existen infinidad de elementos que se convierten en herramientas muy útiles. Un caso de esto son los clips, tenedores, ganzúa, entre otros. Indistintamente de lo usado, conviene tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • En el momento que vayas a doblar las puntas del tenedor, del clip o a usar una lata, no lo hagas de forma manual. Emplea las herramientas necesarias para evitar accidentes. Estas pueden ser un alicate pequeño o grande, tijeras, martillos, entre otros.
  • Los métodos y técnicas suministradas para la apertura de candados, funcionan en dispositivos convencionales. En el mercado existen diversos tipos de candados que requieren de herramientas especializadas en caso de no contar con la llave.
  • Abrir un candado sin la autorización del propietario es considerado un delito. Por ello, prueba las técnicas recomendadas en casos particulares y de emergencia.

En resumen, saber cómo abrir un candado con un tenedor es una excelente forma de demostrar practicidad ante cualquier contingencia. Aunque no es el instrumento ideal, este puede ser improvisado para tal fin, y por lógica razones olvidarte de su anterior uso.

Más trucos para abrir candados de forma fácil