Saltar al contenido

Un candado trabado? Descubre como abrirlo!

Como abrir un candado trabado

La seguridad es un elemento esencial en cualquier lugar donde te encuentres. En el gimnasio, en el colegio, en el hogar, al viajar, para la laptop o bicicleta e infinidad de ocasiones. Por lo general, para cada una de estas se emplean los candados. Sin embargo, si a estos no se les ofrece mantenimiento se pueden trabar. A continuación, conoce como abrir un candado trabado de forma eficaz.

¿Por qué un candado puede estar trabado?

Un candado es conocido como un cerrojo portátil cuyo nivel de seguridad depende del material de elaboración y el mecanismo de bloqueo. Por lo general, estos dispositivos cuentan con mecanismos que incluye un cilindro, pernos, contrapernos, muelles que al rotar por acción de la llave se alinean para que quede libre.

En algunos casos, si estos equipos son golpeados, expuestos a la intemperie o forzados, pueden experimentar inconvenientes o trabas. Es posible que, incluso con la misma llave, sea imposible abrirlos, lo que hace necesario acudir a distintos métodos y técnicas para poder acceder y liberar el bloqueo.

Cómo abrir un candado trabado: 2 métodos eficaces

Existen distintas formas de experimentar las trabas que presentan los candados. Algunos al introducir la llave esta no gira o gira y no logra hacer el desbloqueo. Otros puede que por el tiempo sin uso se encuentren atascados. Algunos métodos o trucos eficaces pueden ser:

Cómo abrir un candado con óxido?

Una de las trabas más comunes en los candados son las que ocasiona el óxido en ejemplares expuestos a la intemperie, al agua o en áreas cercanas a las costas. Por lo general, la corrosión se extiende a los mecanismos interiores impidiendo liberar el bloqueo.

Algunos de los pasos para determinar cómo abrir un candado trabado con óxido son:

  • Limpiar con un paño seco toda la superficie. Si se dispone, se puede eliminar el exceso de óxido con una lija.
  • Para introducir la llave sin que se quede atascada, puedes dar unos golpes ligeros al candado para que expulse el exceso de óxido.
  • Rocía un lubricante y deja reposar 30 minutos aproximadamente. La idea es que penetre hasta llegar a cada parte del sistema.
  • Por último, inserta la llave y trata de girarla. Si todavía hay traba o resistencia, aplica un poco de presión sacudiéndola. De lo contrario, repite el proceso.

Si el candado se encuentra en muy mal estado, probablemente la solución sea cortarlo con una cizalla u otro elemento que pueda causar su desintegración.

Abrir un candado trabado con la llave

Otro de los inconvenientes ampliamente buscados en la web es cómo abrir un candado trabado con la llave. En ocasiones, debido al polvo o a que algunas partículas se introducen en el cuerpo del candado, al encajar la llave esta se queda atascada. Para estos casos la solución es:

  • Rocía lubricante en la cerradura y dejar reposar unos minutos.
  • Luego, con la ayuda de un alicate retira de forma lenta la llave atascada. La idea es evitar que esta se parta dentro.
  • Seguidamente, procede a introducir la llave asegurándose de que el cilindro se encuentre en posición y de que no hay algún elemento que impida el correcto funcionamiento del candado.

Es importante asegurarse de que el candado no se encuentre averiado. Ante estos casos, conviene dirigirse al servicio de atención al cliente de la marca para su reposición.

En algunas ocasiones dependiendo del candado, lo puedes abrir con con pasador siguiendo estos pasos.

Recomendaciones para ofrecer mantenimiento a los candados

Como ya se mencionó, los candados son dispositivos con elementos movibles que se pueden deteriorar por acción del polvo u oxido. Sin embargo, es una acción que se puede prevenir. Algunas de las recomendaciones de mantenimiento de los candados son:

  • Ofrecer una limpieza completa y mantenimiento, como mínimo una vez al año. En áreas expuestas a la corrosión, se aconseja incrementarlo a cada 3 meses.
  • Parte del proceso de limpieza consiste en aplicar aire presurizado para remover el polvo interno.
  • Aplica una capa fina de lubricante no graso. Para asegurarse de llegar a todas las partes del cuerpo, inserta la llave, cierra y abre el candado en varias ocasiones. Retira el exceso con un paño seco.
  • Se recomienda no aplicar ningún material graso ya que este atrapa la suciedad e impide el correcto funcionamiento del dispositivo.

En resumen, para quienes se preguntan cómo abrir un candado trabado, la lubricación es uno de los elementos indispensable para seguir disfrutando del dispositivo. Puede que por elementos externos se presenten averías, nada que con un correcto mantenimiento no se pueda arreglar o prevenir.

Otras formas de abrir un candado